Petfacebook

Mascotas Horribles (3a parte)

27

Oct

2010

Esta es nuestra tercera y última entrega de las Mascotas Horribles que con motivo de las fiestas de esta temporada les estamos ofreciendo aquí en PetFacebook.

En las anteriores entregas hablamos sobre la importancia de tener mucho cuidado con las grandes arañas peludas y de cuales son las mejores maneras de cuidar a una serpiente.

Esta vez vamos a hablar sobre sus primos, los lagartos.

Los lagartos representan la mayoría de los reptiles (aparte de serpientes, tortugas y cocodrilos) e incluye desde las pacíficas lagartijas de jardín hasta los enormes dragones de Komodo pasando por iguana y otro tipos de animales de tamaño más bien pequeño.

Las especies más populares para tenerlos como mascotas son las iguanas y los camaleones.

Decía yo en la entrada de las serpientes que es muy tentador cazar nosotros mismos a nuestra mascota o adquirirla de manera ilegal; hay que recordar que muchos de estos animales están en peligro de extinción y que, como tales, gozan de una protección especial por el gobierno mexicano. En muchos casos es ilegal cazarlos o comercializarlos y se pueden enfrentar sanciones en caso de ser sorprendidos haciéndolo.

De la misma forma, comentaba, un reptil salvaje puede sufrir de alguna enfermedad (como la salmonela) que, o podría transmitirse a los de la casa, o podrían matarlo.

Lo mejor es acudir a un establecimientos serio y especializado para adquirir un lagarto.

En la mayoría de los casos el hecho de tener un reptil es mucho más sencillo que otros animales más tradicionales; al no ser tan activos no requieren de mucho espacio, no corremos el peligro de que se reproduzcan con los del vecino de al lado además de la gran ventaja de no tener pelo: son hipoalergénicos.

En contra de los lagartos podemos decir que no son afectivos (están mentalmente incapacitados para ello) además de que es posible que, en caso de que enfermen, nos cueste mucho más trabajo encontrar un médico especializado así como las medicinas para tratarlos.

Una vez dicho esto, entramos en materia:

Iguanas

Una de las especies más populares son las iguanas, que no es otra cosa que los animales a los que estamos acostumbrados en México y que puede variar de color según su origen. Existen desde la Patagonia hasta nuestro país y sus características, sobre todo el color, pueden variar.

Esta especie puede ser sumamente espectacular debido a sus colores, sus espinas, crestas y papadas, sobre todo los machos. Un animal de este tipo, bien cuidado, puede llegar a medir hasta un metro y medio de la naríz hasta la punta de la cola.

Deben de alimentarse con plantas de hojas carnosas como berzas, diente de león, arungulas o col verde; la lechuga hay que evitarla ya que carece de elementos nutritivos para estos reptiles. Las iguanas son escencialmente vegetarianas aunque no se negarían a consumir carne. Ésta, en grandes cantidades, les pueden acarrear problemas renales.

Otro factor que hay que tener muy en cuenta para mantener a una iguana sana es la temperatura. Recordemos que estos animales son de sangre fría por lo que necesitan regular su organismo de acuerdo a las condiciones exteriores. Tienen que estar entre 26 y 35 grados.

Algo que es escencial para estos animales es una fuente de luz ultravioleta que la iguana necesita para sintetizar vitamina D por lo que hay que colocar también una lámpara de estas características.

Camaleones

Otra de las especies más populares es el Camaleón de la subespecie de Jackson, el clásico lagarto pequeño de ojos extraños y con gran capacidad de cambiar de color para mimetizarse.

Contrario a lo que ocurre con las iguanas estos animales son originarios de África por lo que en nuestro país sólo se pueden conseguir ya sean criados localmente o importados. Pueden llegar a medir hasta 30 centímetros, cuentan con espinas dorsales y cuernos; su rango de vida puede ser muy variable.

Los camaleones son muy territoriales por lo que no es conveniente tener más de uno en un sólo confinamiento; de la misma manera, son animales que odian ser tocados con las manos por lo que lo mejor es no tratar de manejarlos.

Les gusta el aire por lo que no es conveniente dejarlos dentro de contenedores cerrados de cristal; de la misma manera requieren de espacio vertical (recordemos que son arborícolas) por lo que un tronco con ramas les puede venir de maravilla. La temperatura ideal para estos reptiles es entre 21 y 29 grados aunque por las noches resisten que baje aún un poco más.

Los camaleones son insectívoros por lo que es necesario suplirlo con grillos, cucarachas, moscas y demás, los gusanos son buenos pero nunca hay que ofrecerlos en grandes cantidades.

-o-

Puede que esto que voy a escribir suene repetitivo y monótono, pero hay que hacerlo.

Antes de comprar o regalar uno de estos animales hay que estar seguros de conocer todas sus necesidades y requerimientos, lo mejor es acudir a especialistas o a la gran cantidad de sitios que existen en Internet y que se encuentran especializados.

Si los vamos a regalar a un niño hay que tener muy en cuenta la opinión y el permiso de los papás.

Finalmente, y quizá de mayor importancia, hay que recordar que los animales no son juguetes que se puedan usar y desechar; los animales, aunque sean arrugados reptiles, sienten dolor, hambre, sed y son capaces de sufrir. Antes de condenar a uno a una muerte horrible lo mejor es pensar y analizar si es lo que queremos en verdad.

No hay comentarios

Dejanos tus comentarios.

Necesitas estar registrado para escribir un comentario.

Ingresa con facebook y participa.

Mascotas Horribles (2a parte)

¿Tu felino tiene sobrepeso?

Más Artículos

Anuncios

Anuncios

Cloud Tag

peligro parásitos canarios nutrición protección bigotes filariosis pedigrí conservación lavado exóticos cuidado historia cargar ayuda dueños comportamniento alternativo

Patrocinadores