Petfacebook

Mascotas pequeñas (y verdes): Las Tortugas

26

Ene

2011

En algunas de las últimas entregas de este blog PetFacebook he hablado sobre una diversidad de mascotas pequeñas, sin embargo sólo me concentré en mamíferos; por una parte conejos, hamsters y ratas, mientras que en una continuación traté sobre conejillos de indias, hurones y ratones.

Esta vez vamos a hablar de uno de los grandes favoritos, pero que sin embargo, tienden a pasar un poco desapercibidas: las tortugas.

La gran mayoría de las tortugas disponibles como mascotas en México son las llamadas tortugas japonesas o tortugas de orejas rojas (este nombre por las manchas rojas que parecen "orejas"), en estados unidos le llaman Slider Turtle. La razón por la que se llama japonesa es uno de los más grandes misterios del mundo de las mascotas debido a que este reptil es originario del noreste de México y el sur de Estados Unidos.

Fue en el vecino país donde se puso de moda criar y mantener como mascotas a dichos animales y es una de las razones por las que es tan popular esta hermosa criatura.

Lo primero que podemos decir de las tortugas (en general) es que contrartio a lo que ocurre con los mamíferos, son animales que viven muchísimo tiempo, estamos hablando de generaciones completas (hay reportes de algunas que han llegado a los 40 años de edad), por lo que hay que estar muy conciente de que una vez pasada la novedad, seguirá estando ahí y deberemos de cuidarla.

Otro de los elementos sobre las tortugas, y que puede ser muy peligroso para ellas, es que son muy resistentes y fáciles de mantener; practicamente requieren de muy pocos cuidados por lo que sus dueños tienden a olvidarlas y acordarse de ellas tiempo después. Esta es la primera causa de mortalidad de estos quelonios.

Las tortugas japonesas son practicamente acuáticas por lo que es necesario que cuenten con mucha agua para nadar, sin embargo también deberán de tener un espacio seco para descansar o “asolearse”; hay que recordar que, como reptiles que son, no controlan su temperatura interna y requieren del sol para incrementarla.

El agua deberá de ser muy limpia (hay que cambiarla de manera continua por que las tortugas tienden a ser “algo sucias”) y el lugar donde la coloquemos deberá de ser amplio. Hay que recordar que aunque la compremos muy pequeñas estas crecen y puden llegar a medir hasta 30 centímetros de largo.

Para alimentarlas existen en las casas especializadas una serie de productos adecuados y pensados para estas, sin embargo también es posible suministrarles peces de agua dulce, insectos y vegetales. Es bueno agregar suplementos de calcio que se pueden adquirir en las tiendas de mascotas.

Tener más de una tortuga puede ser estresante y peligroso para éstas si no se hace de la manera adecuada; en general tienden a ser agresivas frente a la comida así como cuando de aparearse se trata ya que si hay varios machos, estos pelearán por las hembras.

Una de las principales razones por la que a los padres no les gusta este tipo de animales es que durante la década de los setentas del siglo pasado se hicieron de mala fama como portadores de bacterias de la salmonela.

Aunque si se reportaron algunos casos, luego se comprobó que fueron por causa de que los niños pequeños se llevaban a la boca las crías que los contaminaban con su excremento.

De hecho en Estados Unidos está muy controlada la venta de estos animales ya que sólo se puede hacer cuando alcanzan cierto tamaño. La recomendación en este caso es que después de manejar la tortuga (al igual que debe de ocurrir cuando se trata de otros animales -perros incluidos-) debemos de lavarnos muy bien las manos y eviutar que, sobre todo los más pequeños, se lleven a los animalitos a la boca.

Estas tortugas, como lo había dicho, pueden trascender generaciones y ser parte de la familia por mucho tiempo por lo que, a la hora de pensar en adquirir o regalar una, hay que pensarlo muy bien.

Aunque sean pequeñas y de aspecto reptiliano, las tortugas también son seres vivos y como tales no podemos apagarlos, olvidarlas en una caja o maltratarlas, ya que aligual que los demás seres vivos sienten y sufren.

comentarios

Dejanos tus comentarios.

Necesitas estar registrado para escribir un comentario.

Ingresa con facebook y participa.

Evita que tu perro se haga agresivo

¿Tu felino tiene sobrepeso?

Más Artículos

Anuncios

Anuncios

Cloud Tag

botiquín arena comportamniento vacuna limpieza grande gatos nombre caspa olores adoptar peligros ballena horribles biodiversidad animales instinto estudios

Patrocinadores