Petfacebook

¿Por qué estamos dispuestos a aguantar esto?

23

Feb

2012

Cuando llega a casa normalmente es por que nos ha enamorado por alguna razón: sus enormes ojos inocentes, ese aspecto curioso y simpático que augura una personalidad “traviesa” o ese aspecto desvalido que parece exigir nuestro amor.

Muy pronto descubrimos que fuera de ser un inocente cachorro, lo que hemos llevado a a casa es una verdadera máquina que combina las funciones de hacer mucho ruido, de ensuciar cada centímetro cuadrado del piso y de destruir cuanto le dejamos al alcance.

Luego de que ha acabado con nuestras deliciosas pantuflas de pies de oso (por las que les tomó un odio ancestral) y el hermoso tapete que teníamos en el recibidor, nos damos cuenta que el animalito tiene su personalidad.

También nos damos cuenta que el baño no es lo suyo ni después de haberse revolcado en excrementos (es más, parece que lo disfruta) y de descubrir que el mejor momento para subir a nuestro recién tapizado sofá es luego de haber explorado a profundidad -literalmente- cuanto charco descubrió en su paseo matutino.

Hablando de paseos, piensa que el menor momento de descargar la vejiga es antes del amanecer, momento en que nos exige salir a la calle ya que si nosotros ignoramos al adorable animalito, éste se "desahogará" contra las cortinas de la sala.

Ya que nos sacó de la cama a horas tan intempestivas todavía tiene el descaro de mantenernos, en bata, a merced de temperaturas polares mientras él investiga el interesantísimo rastro dejado la noche anterior por el gato del vecino.

El cachorro crece y con éste sus necesidades: el ahora pleno adulto de aspecto imponente tiende a comerse la mitad de nuestro salario en alimento de "diseñador" por que el barato "le cae mal" y anda echando unos gases capaces de aniquilar la vida inteligente de todo un municipio.

Las necesidades de medicina, juguetes, artículos de mantenimiento también se ha incrementan de manera exponencial y esto por no decir del tiempo y calidad que requiere día a día para dejarnos un enorme "premio" que debemos de cargar de regreso a la casa en su "políticamente correcta" y ecológica bolsita.

Como olvidar también cuando "la naturaleza" llama y nuestro enorme semental se quiere aplicar a la pequeña "french" con las consiguientes molestias para la vecina (de la que esperamos que no se lo tome personal), por no hablar de los vecinos que, a más pequeños, más curiosos y preguntones se hacen respecto al tema.

Tampoco hay que olvidar los airados reclamos de dueños de perritas desconocidas que acuden a nuestra casa con una mirada acusadora y una caja de cartón llena de pequeños cachorritos que se parecen muchísimo al nuestro.

La verdad es que si es mucho problema tener a un perro…

… sin embargo, lo amamos y no lo cambiaríamos por nada.

No hay comentarios

Dejanos tus comentarios.

Necesitas estar registrado para escribir un comentario.

Ingresa con facebook y participa.

Westminster Kennel Club Dog Show

¿Tu felino tiene sobrepeso?

Más Artículos

Anuncios

Anuncios

Cloud Tag

aves conportamiento humor temor enfermedad adaptación pet friendly comerciales alegría peligroso sistema digestivo emergencias perdido precauciones cepillado empatía características ballena

Patrocinadores