Petfacebook

Los perros y los niños pequeños

31

Ene

2013

Una mascota en un hogar es una fuente de alegría, entretenimiento y calidez, la cual implica compromiso y responsabilidad, sobre todo cuando se tienen niños pequeños. Los especialistas recomiendan esperar a que los niños crezcan lo suficiente antes de tener una mascota. Los niños pequeños y los bebés demandan atención y cuidados permanentes, y la llegada de una mascota inevitablemente aumenta las responsabilidades, los gastos y el estrés.

Se recomienda evitar las mascotas hasta que los niños cumplan siete años. Una investigación sobre mordidas de perros reveló que, a menor edad, los niños son más propensos a las mordidas de perros conocidos. La trascendencia del estudio incluso motivó a la prestigiosa revista Pediatrics a recomendar a los padres de familia que evitaran el contacto de perros con niños hasta que estos últimos no estuvieran en edad de ir a la escuela. También recomendó que cuando interactúen niños y perros siempre haya un adulto presente.

Se aconseja que la mascota tenga entre 1 y 5 años. Se ha determinado que a esa edad conviven de mejor manera con los niños, ya que son menos bruscos y su estado emocional es más estable. Una mascota adulta, con padecimientos físicos, puede ser más susceptible al mal humor. Además, en algunos casos, dependiendo la raza y la edad, pueden pasar muchos meses antes de que un perro o un gato se adapten óptimamente a un nuevo hogar.

A los perros y gatos, así como a los niños, hay que entrenarlos para que aprendan a convivir y a tolerarse mutuamente. En cuanto a las mascotas, sirve tocarlas de vez en cuando en la forma en que lo haría un niño pequeño, es decir, con brusquedad y molestia: jalarle una oreja, pasar la mano por su boca, agarrarle una pata, después cogerle las dos, tocar su cola y acaríciale la panza. Ocasionalmente, haz un ruido fuerte para ver cómo responde. El objetivo es que reaccione con calma a los estímulos. 

A los niños, por otra parte, hay que enseñarles a no molestar mucho a los perros que no los conocen y a no dejarlos cerca de ellos en situaciones inusuales. Por el contrario de lo que se pudiera pensar, los perros de razas grandes, incluyendo los deportivos, son buenas mascotas para niños pequeños; por el contrario, los de razas pequeñas tienden a ser más defensivos, nerviosos y hacer más daño. Recuerda que hay razas que tienden a morder los tobillos.

Conocer el temperamento de tu mascota es clave para lograr armonía con los niños. Mientras más habituado esté el perro al tacto y menos se sorprenda por ruidos y eventos en el exterior, mejor será la forma en que convivirá con los niños pequeños.

No hay comentarios

Dejanos tus comentarios.

Necesitas estar registrado para escribir un comentario.

Ingresa con facebook y participa.

Conoce más sobre los marsupiales

¿Tu felino tiene sobrepeso?

Más Artículos

Anuncios

Anuncios

Cloud Tag

cambios diy jaula botiquín leyendas labrador caja pajaritos síntomas defensa mapaches viento mudanzas adopción veterinarios méxico nakio razas pequeñas

Patrocinadores