Petfacebook

Los parásitos en las mascotas

13

Jun

2013

Los perros, gatos, pájaros y reptiles pueden ser portadores de enfermedades que hagan enfermar a sus dueños. Afortunadamente esto no ocurre frecuentemente. La mayoría de las enfermedades que pueden transmitir las mascotas se pueden evitar si se siguen algunas indicaciones. 
 
Lo más importante es tratar de no tocar la orina, materia fecal u objetos que se ensucien con estos productos de desecho. Debes lavar tus manos minuciosamente, incluso por debajo de las uñas, después de limpiar la alfombra que tu mascota ensució o de recoger los excrementos. 
 
No permitas que los niños pequeños jueguen con tierra, ni permanezcan en el pasto por mucho tiempo, así como en lugares abiertos donde perros o gatos puedan defecar. Los niños tienen mayor probabilidad de contraer infecciones de las mascotas, pues ellos gatean por el suelo con los animales, los besan, los tocan y, como es común, suelen introducir sus dedos en la boca, aumentando el riesgo de adquirir alguna enfermedad. 
 
Así mismo, es más probable que puedan ser mordidos o arañados por las mascotas puesto que los ven como si fueran juguetes. Enseña a tus hijos como tratarlos. Los niños menores de cinco años también deben evitar el contacto con:
 
-Animales que se pueden acariciar en zoológicos y granjas.
-Pollitos.
-Patitos
-Anfibios como las ranas, renacuajos y sapos.
-Reptiles como tortugas, lagartos y serpientes.
 
Sabemos que te encanta besar, e incluso en ocasiones, compartir la comida con tu mascota, pero de preferencia, evita el contacto oral con ella.  
 
Las mujeres embarazadas y las personas con un sistema inmunitario debilitado jamás deben limpiar los excrementos de las mascotas, en especial la de los gatos. La arena para gatos contaminada con excrementos puede transmitir una enfermedad llamada toxoplasmosis, ésta puede causar defectos de nacimiento graves en el feto si la madre se infecta durante el embarazo. 
 
No le des carne cruda a tu mascota, ni permitas que cace o coma animales e insectos, ya que de esta forma los gatos adquieren el parásito de la toxoplasmosis. Procura que tus mascotas no convivan con animales callejeros que pueden estar sin vacunar o enfermos.
Los reptiles como los lagartos, serpientes y tortugas, también son portadores de una bacteria que puede enfermar a las personas. Si tienes como mascota un reptil, siempre debes lavarte las manos después de tocarla o cualquier cosa dentro de su jaula. Es importante asear la jaula, el área alrededor de ella y cualquier cosa que uses para limpiarla. No es recomendable que niños menores de cinco años de edad y las personas con sistema inmunitario debilitado toquen los reptiles o las cosas que estén sus jaulas.
 
Lleva a tu mascota con el veterinario para que reciba un tratamiento contra gusanos y parásitos, además de que se le apliquen las vacunas correspondientes. Esto no solamente mantiene al animal sano sino también disminuye el riesgo de que te enfermes.
 
Si estás planeando adquirir una mascota, sería bueno considerar la idea de adoptar un gato o perro adulto en lugar de un cachorro. De este modo, evitas la etapa de entrenamiento y los problemas que esto conlleva. Un animal adulto que ha sido bien cuidado tiene menos probabilidad de transmitir enfermedades. Si vas a hacerte cargo de un animal enfermo o callejero, llévalo primero al veterinario y no te arriesgues a que tú o tu familia contraigan alguna enfermedad. 

No hay comentarios

Dejanos tus comentarios.

Necesitas estar registrado para escribir un comentario.

Ingresa con facebook y participa.

¡Al agua perros!

¿Tu felino tiene sobrepeso?

Más Artículos

Anuncios

Anuncios

Cloud Tag

especies feliz arena costo vida daschund experto premios adoptar comportamientos calor guinnes cuidado dueños viajar cantos estaciones

Patrocinadores