Petfacebook

Un enemigo de los perros y gatos, la toxocariasis.

22

Ago

2013

Una enfermedad que no es muy común pero que puede afectar tanto a perros como a gatos es la toxocariasis. La salud de nuestras mascotas es muy importante y es necesario saber detectar, tratar y evitar este mal, que además puede transmitirse a los humanos.
 
Se puede contraer a través de las heces, ya sea por el contacto con animales callejeros que la han obtenido o por mascotas que no tengan el cuidado necesario ni se les haya desparasitado. Cabe destacar que los niños son los que más posibilidades tienen de contraerla, ya que tocan todo sin preocuparse de que pueda estar contaminado.
 
La prevalencia de esta parasitosis es más común en los cachorros y es un factor predisponente para que desencadene la zoonosis, ya que en esta etapa se presenta una mayor interacción humano-mascota. Esto ha sido comprobado por diversas investigaciones realizadas por instituciones, como la de la UNAM, donde se analizaron cachorros de la ciudad de México y se encontró una incidencia del 20% en aquellos que tenían un hogar e interactuaban con humanos, en contraparte a un 12% para los que ambulaban en la calle.
 
La toxocariasis se produce cuando las larvas de ciertos gusanos, como Toxocara canis y Toxocara cati, invaden los órganos. Ocasiona desórdenes digestivos en cachorros y animales adultos, al igual que problemas respiratorios debido a la migración larvaria. Los huevos del parásito maduran en el suelo contaminado por heces de gatos y perros infectados. Cuando un niño ha estado en contacto con materia o arena infectada por estas larvas y han ingresado a su intestino, atraviesan la pared intestinal y la sangre las disemina. Las larvas pueden continuar vivas durante varios meses, causando daño al migrar a los tejidos y provocar inflamación alrededor de éstos. 
 
Puede detectarse cuando aparecen síntomas como tos, fiebre, respiración alterada y erupciones dolorosas. Los órganos que se ven más afectados son los pulmones, hígado, cerebro, ojos, corazón y estómago. Al primer síntoma es muy importante llevar a la mascota al veterinario, y si tiene los síntomas un niño, inmediatamente al médico.
 
Algunas precauciones que se deben seguir para que no haya contagios son:
 
  • Procurar que la zona en la que los perros y gatos hagan sus necesidades esté alejada del lugar donde jueguen los niños. 
  • Ser disciplinado cuando se trate de vacunar y desparasitar a tu mascota. 
  • Evitar que los niños jueguen con las mascotas en el suelo de la calle y lavar muy bien sus manos cuando terminen de jugar con ellos. 
La educación sobre los riesgos de la exposición y los medios de transmisión, mantener limpio el ambiente, así como minimizar su contaminación cubriendo las cajas de arena y recogiendo los excrementos de perro, son esenciales para prevenir la propagación de esta enfermedad. 

No hay comentarios

Dejanos tus comentarios.

Necesitas estar registrado para escribir un comentario.

Ingresa con facebook y participa.

Hámster: razas y características.

¿Tu felino tiene sobrepeso?

Más Artículos

Anuncios

Anuncios

Cloud Tag

pulgas felicidad calendario conductas pet friendly mamíferos desastres naturales información hurones terapia automóvil personas servicio adopta lavado ponducta guinnes nakio

Patrocinadores